domingo, 27 de agosto de 2017

5 maneras de ahorrar (en especial si estás pagando tus deudas)

Hoy en día, resulta más sencillo que nunca pedir un préstamo. Existe una variedad de instituciones que brindan créditos en efectivo online lo que te permite de manera sencilla resolver una emergencia o darte un gusto bien merecido. Hoy en día, hasta puedes encontrar préstamos en línea sin buró por si tienes algún problema con tu historial o falta de historial.

Lo importante con estos préstamos, como con cualquier otro tipo de crédito, es que respetes tus fechas de repago y te mantengas puntual para no generar intereses. Para lograrlo aquí te proponemos unos tips para ahorrar y disminuir tus gastos:

1.Comprar productos de marcas
Todos sabemos que la marca debe pagar su publicidad y esto se traduce en comprar anuncios, tener un empaque que llame la atención, etc… estos costos siempre se ven reflejados en el precio. Por eso es que te proponemos que hagas tu súper con marcas genéricas – sí, las de la tienda – y verás cómo se refleja en tu cuenta total.

Ya sea en productos de limpieza, comida o con las medicinas opta por los productos genéricos y ahórrate unos pesos.

2. Ir al súper cuando tienes hambre
Evita combinar la ida a las compras y el antojo, son una situación fatídica para el bolsillo y una manera segura de comprar mucho más de lo que requerimos. Para hacer el súper sin caer en gastos extra, planifica tu visita: haz una lista, asigna una cantidad de dinero y prevee tu ida a la compra después de comer o a una hora que te sabrás sin hambre.

3. Pagar por cable y suscripciones que no usas
Hoy en día, tener cable es una de las maneras más caras que existen de tener acceso a canales de televisión. Opciones de streaming tienen una oferta igualmente amplia por una fracción del costo. Revisa también suscripciones a servicios en línea o revistas, entre otros para ir eliminando estos gastos hormiga.

4.Solo usar tarjetas de crédito o de débito
Una manera fácil de gastar siempre más de lo que tenemos es abusando de las tarjetas para pagar, el plástico hace que sea más complicado dimensionar cuánto estás gastando y por lo tanto hacerte desemblosar de más.

Hay dos maneras de resolverlo. Si usas tarjeta, te recomendamos bajar una app del banco o tener una aplicación para control de gasto que te permita saber en todo momento cuánto llevas gastado y cuánto te queda. Si se te hace muy complicado, prefiere uno o dos viajes al cajero a la semana para tener justo lo que te puedes gastar y no pasarte.


5. Pensar que el descuento es un ahorro
Cuando es temporada de ofertas es tentador pensar: me ahorré 100 pesos en esta compra. El problema es que si era algo que no necesitabas acabas de gastar, no de ahorrar, acabas de deshacerte de un dinero que podrías haber usado para otra cosa.


Usa las ofertas a tu favor, haz una lista de lo que necesitas comprar durante el año y espera la oferta adecuada para hacer tu compra, pero no vayas solo a ver para salir después con 3 bolsas de cosas porque estaban en descuento. 

Entradas populares